Por fin llegamos!

Después de pagar sobrepeso por unos 10 kilitos demás y hacerle al primo “Borisito” un regalo cumpleañero en forma de pasaje a Berlín, incluida nuestra maleta de 27 kilotes, dejamos Madrid.
Llegamos con 4 grados, ¡sol! y cielo despejado, pero pese a que al piloto alemán le parezca todo esto “very nice” para nosotros siguen siendo sólo 4 grados… igual no nos vamos a quejar; la última vez que estuvimos en Berlín, hacían -5 grados. Esto promete.

El aeropuerto de Schönefeld nos recibió con dolores de brazos y de espalda gracias al sobrepeso de las maletas, equipaje de mano, de las dos chaquetas de invierno puestas (que no entraban en ningún lado, y considerando el frío de diciembre no está demás llevarlas puestas).  Luego de una breve combinación de tren y taxi, finalmente llegamos a nuestro dulce y nuevo  hogar. La zona y el piso fue lo que esperábamos, ni las fotos ni Google Maps nos mintieron. Thomas y la señora de la agencia hicieron un riguroso chequeo alemán y yo estuve como estatua esperando la traducción que no llegó.

El kebap de rigor cerró con broche de oro nuestro primer día en Berlín. Gute Nacht! Y hasta mañana.

This entry was posted in Variadito and tagged , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s