El silencio alemán

Ayer pasamos por la biblioteca central de Berlín, que nos queda cerca de casa para que Thomas se inscribiera. Cuando entramos en la biblioteca nos encontramos con el

Tapones, bebidas... ¡¿pero tapones de la máquina?!

típico ambiente, todo en un silencio sepulcral, pero parece ser que para los alemanes no es suficiente. Vimos una maquinita expendedora de tapones para los oídos que al principio pensamos que era de caramelos.

¿Para qué tanto silencio? ¿Quién no se concentra en una biblioteca? Thomas se le cayó una lágrima al ver la maquinita porque él los usaba para dormir (¡un tanto exagerado!) aunque dejó de usarlo desde que llegamos a Berlín porque el barrio es tranquilo y es el mismo en donde está la biblioteca. ¿Serán muy sensibles al ruido ínfimo? O puede ser que algunos tengan oídos biónicosJ. De momento ningún vecino nos ha tocado la puerta, pero eso es porque todavía no hemos visto partidos en casa, ni hemos hecho fiesta en casa, ¿será que las puedo hacer? ¿Qué estrés con el ruido? Mejor voy averiguando cuánto cuesta una de esas maquinitas de tapones para los vecinos.

 

This entry was posted in Variadito and tagged , , . Bookmark the permalink.

2 Responses to El silencio alemán

  1. Cepillo says:

    mmm… de hacer el trenecito en casa mejor ni hablamos no??? jajajaja

    • tropicalizandoberlin says:

      Claro que sí vamos hacer un trencito tropical pero primero le compramos la maquinita de tapones a los vecinos. Los esperamos…

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s