…que se llama Yaam.


Puesto de comida de Jamaica

Mezcla única de playa urbana, plaza temática jamaiquina-africana, parque chabolista y punto de encuentro de perroflautas (amantes de las hierbas jamaiquinas) y turistas perdidos, el Yaam nos llamó la atención desde un primer momento. Enmarcado entre fábricas convertidas en oficinas, el río y los restos del muro, sobre todo es un gran arenero, un simulacro exitoso de “playa” – uso esta última palabra con cuidado y respeto, pero sobre todo con permiso de los lectores venezolanos que saben lo que es una playa y probablemente se morirían de angustia / risa / tristeza (todo a la vez) al ver a la susodicha. Desde una zona para chicos, una cancha para jugar al fútbol-playa, mucho espacio para colocar reposeras y varios bares, es lo más cercano a una playa real, y pese a ser artificial, no deja de ser mágico tener algo así en medio de la ciudad. El ambiente general muy pintoresco con una mezcla de públicos sumamente curiosa, y con unos cuantos muchachos africanos y algún que otro jamaiquino, que le dan un aire “autóctono”.

Pero esperen, lo realmente grande todavía no lo mencioné: su “área de comidas” – si así, entre comillas, no se vayan a imaginar un centro comercial con su piso dedicado a la comida, porque no lo es. Piensen más bien en chozas unipersonales (aunque en alguna hubiese 4 o 5 personas), donde un cocinero ofrece delicias caribeñas, pero no del Caribe latino, sino del jamaiquino. También hay algún que otro puestito con comida africana que el sábado todavía estaba cerrado. Como íbamos a comer en otro lugar, en el bolichito jamaiquino sólo pedimos un jerk chicken delicioso acompañado de buñuelos de mandioca, pero nos quedamos con las ganas de probar una sopa de pescado (en la cual sirven el pescado completo, cabeza incluida). Definitivamente volveremos más adelante, cuando todos los puestitos hayan abierto, y claro está para aprovechar el gran arenero.

Cabe resaltar (lo hago yo antes de que lo haga Ana), que los amigos africanos, al verme, me ofrecieron lo que siempre suelen ofrecerme: algo para fumar. Ana dice que lo ven en mi cara de guiri (expresión española para los turistas del norte de Europa). Siempre me pasa, pero aunque siga sin comprar, me siguen ofreciendo (en esto el boca a boca parece no funcionar).

Yaam

Fogata en Yaam

Carrito de comida africana

Más fotos en Tropicalizando Berlín Flickr

Ubícalo en tu Tropimapa :Stralauer Platz, 35 Berlín

Advertisements
This entry was posted in Conozco un lugarcito, donde comer and tagged , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

One Response to …que se llama Yaam.

  1. Cepillo says:

    mmm… Interesante. Incluso con la playita artificial.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s