La compra semanal

Nuestro compañero de compras

Ayer, tocó hacer la compra semanal y fuimos a un super alemán que también está presente en España. Una vez dentro, terminó todo parecido. Ni los productos, ni la atención de la cajera, y mucho menos el precio final. Ir al super siempre me emociona, aunque éstos días incluso un poco más: vuelvo años atrás y recuerdo todas las cositas que comía cuando vivía acá con mi familia hace mucho tiempo ya. Cuesta no querer llenar la cesta con recuerdos, pero por suerte Ana no tiene problemas en traerme de regreso a la realidad. Llegamos a la caja, luego de hacer un compra importante, mucha carne, bebidas, quesos, frutas, en fin, todo lo que hace falta para recibirlo dignamente a Borisito, y ahí la sorpresa: la cajera nos pide que le vayamos pasando primero todas las cosas pesadas, así inmediatamente las acomodamos en el fondo de nuestro carrito (el nuestro, no el del super). Una maravilla, de la cinta directo al “compañero de la compra” (así le dicen acá al carrito), sin tener que reorganizarlo ni nada.

El recibo de compra

Sacando las compras, los tomates cherries salieron volando de su cajita, y se esparcieron en el carrito. Gracias a nuestra megacompra, la cola detrás nuestro ya era larguísima. Momento estresante en cualquier super del mundo, pero no acá: la cajera me dice, “no te preocupes, ponélos dentro de ésta bolsa” (y me da una bolsita que parece que ya tenía preparada para nosotros), y mientras nos decía esto, abría una segunda caja para tranquilizar a la chusma compradora. Y para carlamarse ella (o a lo mejor a nosotros), cantaba una canción. Tanta paz, tacto y resolución de conflicto, no suelen ser normales en una cajera y aprovecho la audiencia para aplaudirla públicamente.

 

El total de la compra

Finalmente, memorable también el momento del pago: por una compra eterna, solo € 67,21. Todo esto sin duda muy simpático y peligroso: me darán ganas de volver más seguido.

This entry was posted in Variadito and tagged , , . Bookmark the permalink.

One Response to La compra semanal

  1. iris y ramon says:

    entre la compra y las clases de Anangela, se ve como divertido y lo mejor variado parece como un Disneylandia, lo mejor es la foto de la factura, parece que fue tratada con poco cariño. me dice Iris que no puedo escribir por este lado, entonces como queda eso. como los tomaticos saltando por todos lados.. saludos

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s