Nuestros educados vecinos.

En nuestro edificio, como en cualquier otro, hay de todo un poco. Sobre todo gente que se asusta cuando uno les da los “buenos días”. En cambio, hay otros que nos asustan a nosotros con sus pintas (clásica combinación pantalón de chandal con camisa de vestir y cholas). Pero parece ser que en nuestra planta está la mayoría de los personajes. Enfrente tenemos a la bruja del 71. Y del otro lado del pasillo también hay un policía. Pero hoy nos dedicaremos a sus vecinos directos, los de la etnia nómada. En realidad casi nunca los vemos. Sólo los escuchamos cuando salimos del departamento. Incluso para mí, que me gusta la música balcánica, es demasiado. El policía debe ser sordo o debe trabajar de día de y noche.

Así que ése es el panorama. El sábado cuando salíamos, vimos un papel pegado en la puerta de los nómadas que avisaba de una fiesta ésa misma noche (nos costó un buen rato descifrarlo). Al salir del edificio, vimos un aviso más. Empezamos inmediatamente a temblar (como los policías la noche anterior al 1 de Mayo). Ésto es lo que decía:

"Perdón casa. Quinto piso, habitación 518. Feliz cumpleaños, Zgio. Fiesta. Un poco de música, 12 horas. Gracias."

Bien, la traducción que les dejamos, no tiene faltas ortográficas. La realidad era otra. Ya sólo el “hepi burdei” (happy nirthday / feliz cumpleaños) les da una idea. Pero algo hay que reconocerles, son educados. En realidad, nosotros no tenemos quejas (salvo cuando fuman en el ascensor). Ni siquiera de la fiesta. Vamos a decepcionarlos: la fiesta pasó sin mayor novedad, y fue más el pánico previo que otra cosa. Ana nos los escuchó, yo sólo escuché voces en el pasillo (¿o eran en mi cabeza? ¿no las escuchan?). Éso fue todo. Habíamos esperado mucho más, incluso habíamos practicado algún pasito de baila pero nada. Como premio consuelo, les dejamos unas fotitos tomadas los días antes. Aparentemente fueron juntando cositas para amueblar su departamento para la fiesta. De dónde venían o a que precio (si es que alguno) no queremos saberlo.

Advertisements
This entry was posted in Viviendo Berlín, Viviendo en Berlín and tagged , , , , . Bookmark the permalink.

2 Responses to Nuestros educados vecinos.

  1. Nahir says:

    jajajajajaja chama que terrorrrrrr de vecinos! =$ y hablando como los locos, que tal la fiesta?

    • La fiesta de los vecinos ni la escuché, nos asustamos con los carteles porque esperábamos la super rumba pero nada. muy tranquilo comparado con las fiestas de Venezuela jajja. Un beso

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s