Los españoles, los alemanes y la bacteria de la discordia

Pepino asesino, ¿de dónde venís? (Foto: EUROPA PRESS)

Bien, a ésta altura del partido, lo único que sabemos, es que no sabemos mucho más que el jueves pasado, cuando se acusó de forma injusta a los pepinos españoles de ser los asesinos.

Si fue un complot contra Zapatero, contra el PSOE o contra toda España, no lo sabemos, pero lo que está claro es que les arruinaron el verano a unos cuantos agricultores españoles, y que los alemanes perdieron algo mucho más grave: su credibilidad.

Aunque prime el desconcierto y el extremo cuidado con las verduras crudas, también se empiezan a escuchar las primeras voces críticas con el manejo de la acusación prematura. Lo que también está claro, es que España no deja de ser un pequeño país en las periferias de Europa al cual los grandes manejan a su antojo. A la inversa probablemente ésto no hubiese pasado, ¿no? Aunque no hubo disculpas oficiales, al menos sí hubo una “absolución” (que está claro no contenta a los españoles).

Veremos como sigue el tema, promete ser una semanita caliente con muchos españoles enojados, muchos alemanes miedosos, y una peligrosa bacteria que al día de hoy nadie sabe de donde viene.

P.d.: El Mundo ya decidió bautizar éste conflicto (sumado a los anteriores como el de las vacaciones y edad de jubilación) como: “España, ¿obsesión alemana?“.

This entry was posted in Variadito, Viviendo Berlín and tagged , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s