Ladrones de cerveza sueltos

Para ir bien equipados a Tempelhof, visitante #3 y yo compramos dos cervezas. La primera la compartimos, la otra debido a una repentina tormenta, quedó sin abrir. Cuando llegamos al mercado de Nowkoelln, nos dió flojera cargarla, por lo cual la cerveza sin abrir quedó en la cesta. Pasó lo que tenía que pasar, pero quisimos comprobarlo… tentarlos… ver hasta donde llegaba lo alemán dentro de los Berlineses. Está claro que no queda mucho, porque cuando volvimos, nuestra cerveza se había ido. Evidentemente con alguien que la tratara con más cariño, éso lo entendemos. Hubo veces que nos dejamos una botella de agua o una campera/chaqueta en la bici, y cuando volvimos ahí estaban. Se ve que una cerveza es irresistible. Aunque como están las cosas en ésta ciudad, si dándoles una cerveza, no te roban la bici, buen negocio hacemos…

Advertisements
This entry was posted in Variadito, Viviendo Berlín and tagged , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s