Nextbike: Un alquiler de bicis triple B

Foto cortesía Sueddeutsche Zeitung

Y finalmente lo hicimos: alquilamos bici. Y no sólo una, sino dos. Como ya les había adelantado, nos había convecido de antemano la oferta de Nextbike. Pero ahora luego de probarla, también puedo recomendarla. Pocos días antes de la llegada de los visitantes #3 & #4, me registré en el sitio de ésta empresa indicando mi número de móvil/celular y mi tarjeta de crédito (y tuve que pagar €1 que luego me fue abonado). Una vez que uno es cliente, se recibe el pin, y uno puede ingresar al sitio web para buscar las bicicletas disponibles más cercanas a donde uno está. También funciona desde el móvil/celular, y ahí resulta más fácil todavía, porque automáticamente se reconoce nuestra ubicación.
Las bicicletas están aparcadas en todo tipo de lugares, desde hoteles, esquinas frecuentadas o bien delante de atracciones turísticas. Nosotros elegimos el lugar más cerca de casa, y luego de ingresar el número de bicicleta (que está en el guardabarros) en la aplicación del móvil/celular (no es una aplicación como tal, sino que es el sitio web en el explorador), se recibe una combinación numérica para abrir el candado. A lo largo del día, ésta combinación servirá para cerrar y abrir el candado (sin tener que devolver las bicis). Al final del día, se ingresa nuevamente a la aplicación, se indica el número de bicis a devolver, y listo. Así quedó mi cuenta luego de casi 8 horas de alquiler de 2 bicis (acá tienen la tabla completa de precios):

15.06.11 10:29 Zahlungseingang/Pago por registro +1.00
19.06.11 11:36 Rad/Bici 05602 bis/hasta las 19:14:19 -8.00
19.06.11 11:37 Rad/Bici 05827 bis/hasta las 19:13:05 -8.00
20.06.11 23:01 Zahlungseingang/Pago por alquiler +15.00

Las bicicletas del mejor estilo playero están en buen estado, tienen cambios y los frenos son a contra-pedal. Resumiendo, puedo recomendar éste alquiler de bicis triple B (bueno, bonito y barato), y sólo tengo una pequeña crítica: pese a haber devuelto las dos bicis a la correctamente a la vez, al día siguiente recibí un SMS e email diciéndome que no encontraban una de las dos bicis… lindo susto. Indiqué el lugar donde la había devuelto, y listo, no volví a saber más de ellos. Se ve que su sistema les jugó una mala pasada, y que la pudieron encontrar rápidamente. Mejor así, había demasiados testigos presentes para defenderme.

 

This entry was posted in Variadito, Viviendo Berlín and tagged , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s