De repente todo es turco

En 1961, justo hace 50 años Alemania firmó con Turquía los acuerdos para atraer mano de obra (barata). Fue el comienzo de una relación muy especial, con muchos momentos de amor, y también con otros cuantos de, por lo menos, desencanto. Antes de ésos contratos en Berlín Occidental sólo vivían 284 (!) turcos, en 1973 ya eran 80.000, y hoy en día ya son más de 105.000 (o 120.000 dependiendo de la fuente). Sobre ésa época, una peli del año pasado que todavía no pudimos ver: Almanya-Willkommen in Deutschland.

Bien, nosotros nos es que los hayamos estado evitando, porque es imposible, simplemente parece que no se había dado nuestro encuentro con tan mayoritaria minoría. Luego del viajecito a Estambul, de repente nos da la impresión de que todo fuera turco. En las últimas 2 semanas tuvimos tanto como no habíamos tenido en los 3 meses anteriores.

Empecemos. Fuimos a Neukoelln a buscar un recuerdito de Estambul (no habíamos visto nada ahí que nos gustara), y claro, ahí fue sumergirse del todo. Hicimos unas compras en Yeni Bolu (¡cómo me gusta el nombre!), enorme supermercado turco con varias filiales en Berlin ( en Neukoeln y Wedding). Es espectacular, creo que nunca ví tantas marcas y tipos de aceitunas juntas, además carnicería propia, una zona de lácteos frescos, un montón de café, y como no, también té. Luego, para no quedarnos con las ganas, comimos unos deliciosos panes turcos “pide” en La Femme La.Macun Fast Food, sin duda un curioso nombre (que comparte con el restaurante y cafetería de al lado La Femme). Este lugarcito con muy cuidada imagen, tiene pinta de franquicia de café y no se parece a un establecimiento de comida rápida turca (es decir un kebap cualquiera, de hecho, no venden kebab, sólo venden éstas riquísimas pizzas). Además, es atendido por una mujer jóven (eso sí, con velo), toda una novedad estando uno tan acostumbrado al bigote masculino. Es baratísimo y las pizzas son generosas. Volveremos sin duda, cuando regresemos al Yeni Bolu.

Siguiendo con la misma sintonía, otro descubrimiento muy grato ésta vez en Wedding (otro barrio turco, de hecho también tiene su Bolu-super). Un restaurante llamado Yesil Firin Kebap Haus con, nuevamente, una imagen muy cuidada, y un menú de mediodía imbatible. Un plato sopa, otro abundante de carne con acompañantes, ensalada, postre por EUR 10. Con bebidas y un lahmacun, un total de EUR 17. Bien ahí.

Tanto éste último como La Femme son establecimientos turcos de segunda (o tercera o cuarta) generación. Parece que ya no sólo importa la calidad y lo autenticamente turco, sino también una cuidada imagen. Una grata sorpresa para nosotros, que todavía no habíamos ingresado en éste mundo, nuestro único contacto con lo turco en Berlín hasta ahora había sido un ocasional kebap o las gloriosas gözleme. Veremos como seguimos, tenemos ganas de conocer alguno de los restaurantes Hasir (probablemente el de Mitte, que es el más nuevo, y el que con sus camareros uniformados menos se parece al omnipresente Kebap-Imbiss). Está claro que luego de descubrir Iberoamérica en Madrid, ahora toca descubrir Turquía en Berlín. Me gusta la idea.

Ubícalos en tu Tropimapa: Yeni BoluLa Femme La.Macun Fast FoodYesil Firin

This entry was posted in donde comer, donde encontrar de todo un poco, Viviendo Berlín and tagged , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s