Más del 80% de los Berlineses vive de alquiler

"Proteger al inquilino del Lejano Oeste" Uno de los varios carteles de la campaña actual

"Proteger al inquilino del Lejano Oeste" Uno de los varios carteles de la campaña actual

El título lo tomamos de un reportaje del canal de televisión español Cuatro. Pero es cuestión de ponerse a buscar un poco en internet para verlo confirmado en todos lados: a los alemanes, les gusta vivir de alquiler. Éste tema (los alquileres, y especialmente su constante aumento) es tan importante en Berlín que para las elecciones regionales de este año es uno de los temas a debate y se puede ver en las pancartas de casi todos los candidatos. En Berlín, por lo que estuvimos viendo, como en cualquier otra gran ciudad no sólo se alquila piso para vivir de forma permanente, sino que también de forma temporal sea para estudiantes, por negocios o por viajes de placer. Especialmente éste último tipo de alquiler (el temporal de muy cortas estancias para el turista) se ha convertido en un gran negocio para invertir como por ejemplo lo ofrece esta empresa o como la que comentamos en otra ocasión. Éste tema es muy discutido, porque al ir tantos departamentos a manos del turista, la oferta para el Berlinés se ve reducida, entre otras (justificadas) quejas.

Como no podía ser de otra forma, como recién llegados y además como buenos berlineses que somos, pertenecemos al porcentaje que vive en alquiler. El tema de invertir en Berlín es tentador, y quien dice algún día a lo mejor nos convirtamos en capitalistas… sobre todo pensando que la inversión es mucho menor que en cualquier otra ciudad europea.

Acostumbrados a ver “barbaridades” de precios de alquiler en Madrid, llegar a Berlín es como llegar al paraíso de los alquileres. Hay amigos que todavía pagan una renta antigua de EUR 250 y sin mucho esfuerzo se encuentran piso en el centro de Berlín por EUR 600 (incluyendo agua, comunidad y calefacción). Como en toda ciudad el precio de alquiler varía según la zona y tipo de alquiler, amueblados (que son pocos y destinados más bien a cortas estadías), sin muebles pero con la cocina amueblada (por suerte, bastante frecuente) o directamente sin nada (ni muebles de cocina…). A mí (y en realidad a cualquier recién llegado) me sigue sorprendiendo que alquilen sin nada porque ¿al dejar el apartamento que se hace? ¿se llevan los muebles de la cocina? Muchos de los inquilinos que se van, intentan venderle “su” cocina al nuevo, eso definitivamente muestra lo incómodo que es… en fin, hay de todo, hasta para deportistas (como decía un anuncio por internet):  ¡alquilaba una quinta planta sin ascensor! Para mí en Venezuela sería algo casi imposible de encontrar pero que en Alemania es relativamente común.

El mes pasado decidimos buscar piso y dejar la vida de turista en el centro en el ex lado oriental (Mitte) de Berlín para irnos a un barrio también céntrico, del ex lado occidental y al norte del Tiergarten, sobre todo buscábamos un poco más vida de barrio.  Aunque mis clases de alemán hasta ahora me vinieron bien para entender lo básico de los anuncios (en internet y periódico ) y hacer un primer filtro, me encontré con unas pequeñas diferencias que para los novatos en la cultura alemana como yo hay que saber antes de buscar apartamento. Una de las cuestiones es que los anuncios los indican con el número de habitaciones (Zimmer) que incluyendo la sala y el número de dormitorios y si quieren de 2 dormitorios (Schlafzimmer) deben buscar de 3 habitaciones, también el tema del precio es diferente porque lo reflejan en los anuncios como el precio frío (Kaltmiete) que es el precio sin gastos de agua, comunidad y calefacción (Nebenkosten) y por lo tanto el precio que se paga es el que incluye el precio frío más los gastos y a este le llaman el alquiler caliente (Warmmiete). Ésta “Warmmiete” no incluye la electricidad y va como gasto aparte. Por lo general la fianza o depósito (Kaution) es de unos 2 o 3 meses del precio del alquiler frío (Kaltmiete).

En menos de un mes nosotros encontramos el apartamento que queríamos (además de ser nuevo, bonito, relativamente barato – caro para Berlín, regalado para Madrid – y sin pagar comisión a la inmobiliaria) luego de sólo ver tres y en una zona muy específica que nos habíamos antojado. Sabemos que tuvimos suerte, porque queríamos un barrio en especial y además tenemos una pareja de amigos que sigue buscando en la misma zona y todavía no han encontrado algo similar. Por otro lado, una amiga estuvo buscando los últimos cuatro años en Kreuzberg, sin poder decidirse por nada que le gustara y terminará mudándose ahora a otro barrio.

Si no son tan “tiquismiquis” como nosotros, podrán encontrar seguro lo que quieren, porque Berlín es muy grande y la oferta inmobiliaria muy variada. De las páginas web que usamos para buscar apartamento podemos recomendar Immobilienscout24Immonet  e Immowelt y también pueden echarle un vistazo a los anuncios expuestos en el periódico  como en el caso de nosotros que nos llega la versión grauita del Morgenpost  a la casa. Lo que nos encontramos  es que la mayoría de los anuncios son de inmobiliaria, algunas cobran comisión (Provision) y otras no. Cuando preguntábamos por alternativas, algunas de estas inmobiliarias nos enviaban la descripción de otros apartamentos similares, así que no está mal preguntar a la misma inmobiliaria si tiene ofertas adicionales.

Los requisitos que nos han pedido para alquilar un apartamento en Berlín por lo general son:  los 3 últimos recibos de nómina (salario), un certificado que confirma que uno fue buen pagador y que no tiene deudas con otras empresas (y no sólo de alquiler, sino contratos de móvil o cualquier otro tipo de relación comercial). Esto lo gestiona una empresa en Alemania llamada Schufa y adicionalmente una carta del dueño o inmobiliaria del anterior apartamento (donde estaba alquilado) que confirma que uno no tiene deudas (de alquiler). Claro que todo esto es más fácil si al menos uno de los que van a alquilar habla alemán y trabaja en Alemania, como es nuestro caso. Aunque sabiendo cómo son los alemanes seguramente también será fácil arreglar todo esto en inglés, y si falta alguno de los documentos, siempre existirá la posibilidad de presentar algo similar (sabemos que es difícil de generalizar, pero al menos es lo que vivimos nosotros hasta ahora).

Y finalmente una cosa que me gustó mucho es que no necesitan verte a la cara para aceptarte como inquilino mientras cumplas los otros requisitos: porque tanto para nuestro primer alquiler como para el que se viene, sólo vieron a Thomas el mismo día de la firma de contrato y en la visita del piso nunca vimos a los dueños o a los de la inmobiliaria. Cuestión totalmente contraria en Madrid  que aparte de pedirte lo mismo (excepto el certificado de deuda), a uno le hacen una “entrevista” similar a la de una entrevista laboral (aunque es verdad que no es lo mismo alquilarle a una empresa como estamos haciendo en Alemania, que alquilarle a un particular como en España).  Me imagino que al ser más práctico todo aquí, seguro que la ley también es más práctica que la de España y será más fácil que a uno lo echen del apartamento si se deja de pagar.

Para los que solo quieren estar temporadas cortas (de días) o largas (de 6 meses) con apartamentos amueblados y en el centro de Berlín,  hay varias opciones. Para las las estadías cortas, las ofertas son casi ilimitadas, y tienen sitios como Home Away.  Y si lo que quieren es algo más barato y están dispuestos a compartir piso, tienen esta opción pero en ingles o está, Studentenwohnung, muy buena en alemán: (en éste sitio también encuentran para estadías más largas, por ejemplo de dueños que se fueron de viaje, y alquilan su apartamento mientras tanto). Para los que se quieran quedar un tiempo más hasta encontrar algo mejor (como hicimos nosotros), podemos recomendar la agencia del apartamento donde estamos ahora WBM. Y, para los que no quieran pagar… siempre estará Couchsurfing. Y, finalmente una opción más: encargárle la búsqueda al mismísimo Sherlock Holmes! Éste es su sitio web, y éste su Facebook.

Ya ven, lo que no falta son opciones para quedarse en Berlín y disfrutar de esta ciudad que enamora. ¡Suerte en su búsqueda!

This entry was posted in Dicen que... and tagged , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s