Mi Alemán Tropical: clase 78 (Para la buena o mala suerte)

Schornsteinfeger (limpiador de chimeneas)

Der Schornsteinfeger ( El limpiador de chimeneas)

Como les decía ayer, mi súplicas fueron oídas. Pero me hicieron demasiado caso. Pasamos de ser una clase de alemán aburrida a un descontrol total: los chistes son en español, bromas que solo se entienden en español, comentarios sobre otros en español y hasta hubo invitación para tomar una cerveza después de clase. La próxima vez no me voy a quejar…😉 La verdad se ve más animada la clase, demasiado y espero que se mantenga así en las pausas. También espero que no moleste la clase porque el resto ya pone mala cara  cuando nos reímos de los chistes (y éso que vamos sólo 2 días). Claro, el resto no entiende y me pregunta, pero realmente no puedo traducir bien los chistes al inglés, o peor, al alemán. Hasta la profesora que habla español tomó nota de la “invasión” y le dijo a la compañera polaca que lo sentía por ella, que no había tenido suerte de estar en grupo de polacos. Bien, en el primer nivel se hablaba más ingles, en el segundo nivel se hablaba más italiano (eran mayoría) y ahora en este se habla español. Ya llegará el polaco… aunque espero que en los próximos niveles se hable cada vez más alemán porque sino no voy aprender tan rápido como quería.

En la clase de hoy seguimos repasando el pasado de los verbos porque, a parte de la obvia importancia de no sólo hablar en alemán, es clave para que entendamos las próximas lecciones. No se porqué, pensaba que me había librado de lo difícil, pero resulta que ahora la cosa se pone peor. Para repasar el pasado hicimos varios ejercicios en clase y en uno de ellos fue hablar de las cosas que en Alemania, y también en nuestros países de origen, consideramos que traen buena y mala suerte. Es un tema interesante cuando hay gente de muchos lugares distintos porque siempre se conoce algo de la otra cultura. Obviamente los latinos coincidimos en muchas cosas pero es muy diferente con los asiáticos y algo diferente con los más europeos.

En Alemania se considera de buena suerte (Glück):
– el cochino (das Schwein), no me extraña si es el animal que más se come aquí
– el limpia chimeneas (der Kaminkehrer/der Schornsteinfeger) y se preguntarán como yo por qué: según Thomas se tenía esta creencia porque la persona que limpiaba las chimeneas era muy bien recibida ya que por su trabajo evitaba incendios y salvaba muchas vidas (no tenía ni las más mínima idea, como se ve que las chimeneas no lo usamos en mi trópico)
– el trébol (das Kleeblatt)
– la herradura (das Hufeisen)
– romper botellas o copas en las celebraciones (los pedacitos se llaman Scherben).

De mala suerte (Pech) se considera: el viernes 13 (Freitag der 13.), el gato negro (die schwarze Katze) y un espejo roto (der zerbrochene Spiegel).

A mi me tocó hablar de este tema con mi compañeras de Ucrania, Líbano y China así que, pude saber que en China es de buena suerte el color rojo, el número 8 y el 6 y traen mala suerte las flores blancas sobre todo si se llevan en la cabeza (¿quién se las pondrá?), romper botellas o cristal y el número 250. En Ucrania de buena suerte son el número 7 y el 3 y de mala suerte el número 6, todo lo otro coincide con Alemania. Finalmente en Líbano también son de buena suerte los números 4 y 7 y de mala suerte el número 3, desde luego en el Líbano les debe gustar jugar a la lotería porque no me supo decir que otras cosas consideran de buena o mala suerte. Cuando el resto de los compañeros de clase compartió información me resultó curioso cuando la compañera de Pakistán dijo que ellos no creían en éstas cosas. Me di cuenta que los latinos creemos en muchas cosas y cargamos cosas para que nos de suerte. Por ejemplo, mi mamá siempre me dijo que la cartera en el piso (suelo) trae mala suerte y que significa que el dinero se va rápido, yo soy maniática con eso y cuando lo compartí con el resto de la clase todas las chicas levantaron sus carteras, pero creo que es más manía de mi madre (o de las madres latinas) que otra cosa. También comentamos el peruano y yo que es de buena suerte tener 1 dólar en la billetera y les puedo asegurar que casi toda mi familia incluyéndome lo tenemos y de hecho el peruano enseñó su dólar en clase. Muchas creencias son más por religión o cultura, mi mamá me ha dado mil y una cosa para tener en la cartera, que si una cruz hecha de ramas del domingo de ramos (tradición católica), una piedra de no sé que material, una estampita de un santo o de una virgen. Si vieran mi cartera… por suerte, cuando me canso, lo tengo a Thomas para que la cargue.😉

Definitivamente los latinos somos los más supersticiosos. Lo que definitivamente tengo que encontrar es algo que me de la buena suerte de aprenderme el pasado simple y el perfecto de todos los verbos porque eso fue lo que la profesora mandó para aprendernos este fin de semana. Además dijo que lo teníamos que aprender sí o sí, porque lo que viene es más complicado así que, si alguien sabe de algo que venga bien para la memoria me avisa. Se aceptan pociones mágicas o encantamientos…

This entry was posted in Goethe y yo, Nivel B1.1 and tagged , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s