Arminiusmarkthalle – Un precioso mercado en el lugar equivocado

Siempre tuve una debilidad por los mercados. No tanto los de pulgas, sino más bien los que venden comida. Y de ésos acá hay para todos los gustos, siendo los más comunes los mercados “barriales” al aire libre como por ejemplo el del Kollwitzplatz en Prenzlauer Berg o por ejemplo el mercado turco de Kreuzberg. Por lo general la compra es secundaria lo que más importa es tomarse una cerveza o un Glühwein, comerse una Currywurst o bien una casera Gözleme para matar el antojo.

De los mercados bajo techo lamentablemente no hay tantos. La Marheineke Markthalle en Kreuzberg seguramente es el más conocido, pero no es el único. También está el de nuestro barrio, la Arminiusmarkthalle, que sin duda es de los menos conocidos. Está escondido y en el lado equivocado del barrio. Nada en contra del Moabit turco, todo lo contrario, tiene su-no-se-qué y definitivamente sus supermercados como Bolu y Eurogida son espectaculares, pero éste mercado simplemente apunta a un público diferente y ahí está su encanto pero también su desventaja.

Ubicado en un precioso edificio de ladrillos rojos (inaugurado en el año 1891 y restaurado en el 2010) busca combinar lo tradicional de barrio – no faltan la carnicería, la quesería o el Imbiss de toda la vida que vende salchichas y cerveza – con una oferta de calidad como por ejemplo una tienda de vinos alemanes, una de mueble carísimos (como ésta preciosa silla llamada “Cuchara” por el módico precio de €1518) y una cervecería artesanal que vende su producto ahí mismo. El diseño es cuidado, y el ambiente relajado. Lamentablemente cuando fuimos no había mucha gente y por lo que escuché tampoco se llena demasiado en otro momento. Debe ser porque está en una calle poco transitada (aunque a pocos metros del bullicio de la Turmstrasse), pero sobre todo porque la oferta y también los precios no son lo que busca ésta parte del barrio (como nota al margen: los que sí vienen al mercado son los del otro lado de la calle Alt-Moabit que divide el barrio en dos: hacia el sur, cerca del río, los departamentos caros y familias “bien”, hacia el norte, el Moabit más “obrero” y turco).

Dicho todo ésto, el mercado merece una y varias oportunidades, ya sólo el edifico vale el paseo. Se organizan además varios eventos, hay degustaciones (por ejemplo cuando fuimos tuvimos la suerte de probar 6 vinos alemanes) y afuera del mercado hay un restaurante con muy buena pinta llamado Zunft[wirtschaft]: todavía no lo conocemos, pero a lo mejor ésta vez se nos quieran adelantar. El barrio promete y ya tiene sus rinconcitos, una excursión al barrio sin duda vale la pena, iremos contándoles poco a poco nuestros descubrimientos.

Ubícalo en tu Tropimapa: Arminiusmarkthalle . Arminiusstrasse 2-4, 10551 Berlin

This entry was posted in Conozco un lugarcito, donde comer, donde encontrar de todo un poco and tagged , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s