Ya-Man (Un pedacito de Jamaica en Moabit)

Cuando nos mudamos al barrio, uno de mis primeros descubrimientos, al menos en el mapa, fue un lugarcito llamado Ya-Man… entre tanto nombre turco me llamó inmediatamente la atención. Investigué un poco y me emocioné al instante: tal como lo indicaba el nombre, efectivamente se trataba de un restaurante jamaiquino. Siendo gran fanático del pollo al jerk era una muy buena recepción del nuevo barrio. No se como ni cuando lo conocí, creo haber leído algo en internet hace años, y desde que en Madrid encontré un mix de especias para prepararlo, para mí es la única forma de cocinar el pollo. Es especiado, pero no picante. Bueno en realidad depende de cómo se lo prepare o de la salsa que se use, por ejemplo la marinada jerk de Busha Browne comprada en Pfefferhaus (hay unas cuantas más para probar), sí que lo es, y si me paso, mi querida esposa sufre (por decirlo de forma amable).

Pero volvamos al Ya-Man que es de lo que intentaba hablarles. Nos tocó un día caluroso y soleado o mejor dicho “jamaican weather” como dijo la dueña/camarera mirando hacia el cielo. Antes nos había dado la bienvenido con un cálido “Welcome to Jamaica…” y una enorme sonrisa. Para mí con eso ya fue suficiente, me había conquistado. La buena atención en un restaurante la valoro tanto como un plato bien hecho. Y la comida tampoco defraudó, todo lo contrario, a Ana y a mí nos encantó.

Bien, era domingo y los domingos en ésta ciudad se hace sólo una cosa: darle al brunch. Casi una religión se ofrece en todos lados. También en Ya-Man. Pero acá no era tipo buffet sino simplemente quedarse sentado y ver que era lo que traían a la mesa. Empezamos por una deliciosa sopa de zanahoria y genjibre y seguimos con un plato enorme (cada uno) con varias cositas: desde el famoso pollo, caraotas, arroz, carne de chivo al curry y… unos buñuelos que a Ana le hicieron acordar los de su abuela y si faltaba algo, con ésto último quedó aprobadísima la comida, en todo momento acompañada por cerveza Red Stripe (“reggae beer” según la dueña), limonada, reggae y soca.

La verdad que gracias al magnífico día que hacía, era estar en el lugar adecuado. Un tanto diferente será estar dentro de éste ambiente caribeño y salir luego a la calle con -10º C…

El precio del brunch ronda los € 10, la cerveza Red Stripe unos € 3. La carta no es barata, al menos no para el estándar berlinés, pero está bien. Días de semana tiene menú de mediodía, así que ahí es cuando volveremos. Somos casi vecinos y habrá que aprovecharlo. Para los que no son del barrio, un motivo más para visitarnos. Y además es una buena alternativa (al menos en lo gastronómico) para el invierno cuando Yaam esté cerrado.

Ubícalo en tu Tropimapa: Gotzkowskystraße 17, 10555 Berlin

Advertisements
This entry was posted in Conozco un lugarcito, donde comer and tagged , , , , , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

One Response to Ya-Man (Un pedacito de Jamaica en Moabit)

  1. cómo echo el trópico de menos….ayyy! jejeje!! Y viene lo peor ahora que vuelve el frío…

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s