Mi Alemán Tropical: clase 86 (Se acabó la diversión: ¡llegó la profesora suplente!)

La profe suplente (Foto cortesía de 10minutos.com.uy)

De hoy puedo decir que fue el típico lunes de no querer levantarse y menos de ir al curso. Después de una semana de vacaciones en el sur de Alemania (Oktoberfest incluido) y unos cuantos días en Madrid (sol y calorcito incluidos) es normal que me haya costado tanto levantarme. Y por si ésto fuera poco, por primera vez desde que nos mudamos, gracias a la lluvia, me fui en metro. Verdad es que no me soprendió encontrarme con un día tan otoñal, ya venía preparada mentalmente. Por lo menos me gustó ir en metro porque no conocía la ruta y como no lo uso mucho no está mal de vez en cuando, sobre todo porque la ruta es directa y de solo 5 paradas.

La clase de hoy fue muy diferente gracias a la profesora suplente que estará reemplazando por tres días a la otra que se fue de vacaciones. La “nueva” es una señora algo mayor, digamos de unos 65 años o más (aunque por su pelo blanco todavía aparenta más) y tiene una forma de corregir sumamente irónica con frases como “Leeuuute, Logik!”
(“Personas, usen la lógica!”). A mí además me llamó la atención una vez por no responder exactamente lo que me preguntaba y hablar de más: justo una vez que me animo a decir 10 palabras seguidas, me regañan. Claro, como buena rebelde le respondí que necesitaba hablar para practicar, pero mi discurso no la convenció. Fue tan peculiar su manera de dar la clase que estábamos entre la risa y el llanto y nos mirábamos los unos a los otros sorprendidos por la situación. En otro momento, la profesora nombró al compañero peruano para que leyera un ejercicio, y él intentó hacerse el distraído diciendo “¿yo?”… de respuesta se ganó un “y sí, si eres el único con ese nombre en el grupo”.😉 O soy yo muy sensible o se le fue la mano. Algunas compañeras del este de Europa le notaron un acento diferente y una dijo que la profe podría ser rusa. Un compañero al final de la clase no aguantó, y se lo preguntó: ella respondió que era de Berlín, pero no nos convence. Además se llama Olga. Yo me quedo con que es rusa. La verdad que por su forma “estricta” de corregir y enseñar, algo de zarina tiene. La clase pese a no ser nada dinámica, puedo asegurar que nadie se durmió: teníamos terror de cometer un fallo y que la corrección de la profesora nos dejara en ridículo… por más que ella profesora insistiera que no hay problema en cometer fallos (como dirían en España “que morro tiene”).

Pese a tremendo panorama, hoy también tuvimos clase. Vimos algo de gramática y nuevo vocabulario. Además por mi cuenta, ayer por la tarde intenté recuperar algo de las clases de la semana pasada y menos mal que hoy no se agregó mucho de gramática. Aquí les dejo lo aprendido entre el repaso de ayer y la clase de hoy:

En la clases que me perdí vieron la preposición (Präposition) wegen (por) y como se usacon el genitivo. Ejemplo:

  • Warum lernen Sie Arabisch? Wegen meines Freundes: ¿Por que estás aprendiendo Árabe? Por mi novio.
  • Ich lerne wegen meiner Kinder Deutsch: Yo aprendo Alemán por mis hijos.
  • Ich musste wegen meiner guten Noten keinen Einstufungstest machen: Por mis buenas notas no tuve que hacer prueba de nivel.

En la clase de hoy vimos los verbos en infinitivo con la preposición “zu” (a / para). Ejemplo:

  • Ich habe leider keine Zeit, Brot und Zucker zu kaufen: Yo lamentablemente no tengo tiempo para comprar pan y azúcar.  El verbo en infinitivo se utiliza al final de la oración y la preposición “zu” antes.
  • Ich würde mich freuen, deinen Bruder kennenzulernen: Me encantaría conocer a tu hermano. Cuando es un “trennbares Verb” (verbo separable) la preposición “zu” se coloca entre las dos palabras.
  • Erlaubst du uns, heute ins Kino zu gehen?:  Nos permites ir al cine hoy?
  • Hast du kurz Zeit, mir bei den Hausaufgaben zu helfen?: Tienes algo de tiempo, para ayudarme con la tarea.

La preposición “zu” se utiliza con el verbo infinitivo al final cuando en la misma frase al principio se utiliza un verbo que no sea modal, después de un sustantivo o adjetivo o cuando utilizamos el verbo “brauchen” (necesitar) cuando es una obligación y viene acompañado de: nicht (no), kein (no o ninguno), nur (solo) o erst (primero). Ejemplo:

  • Ich brauche keine Theaterkarten zu besorgen: No necesito conseguir entradas para el teatro.
  • Ich brauche nur zwei Zimmer zu bestellen: Solo necesito pedir dos habitaciones.

Les dejo el vocabulario aprendido:

  • Daher/Deshalb/Deswegen: Por eso
  • Weshalb: Por lo cual
  • Weswegen: Por lo tanto
  • Wieso: ¿Por qué?
  • Akzent: Acento
  • Dialekt: Dialecto
  • Heimat: País natal
  • Herkunft: Origen
  • Muttersprache: Lengua materna
  • Schrift: Letra
  • Stammen: Descender
  • Geste: Gesto
  • Methode: Método
  • Übersetzung: Traducción
  • Aussprechen: Pronunciar
  • Übersetzen: Traducir

Esto es todo por hoy mañana más pero espero que no tanto como hoy: la profesora para sumar puntos y hacerse más “simpática”, nos dio una página y media de tarea para la casa. Si sigue así mañana, me parece que van a faltar muchos esta semana. Ya les contaré…

This entry was posted in Goethe y yo, Nivel B1.1 and tagged , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s