Mi Alemán Tropical: clase 88 (Orgullosa de ser "la india bonita")

Grupos Indígenas de Venezuela

Ayer, como ya saben, no fuí a clase. Pasé el día con Thomas que tenía libre y fuí a conocer a la “Kueka Abuela” (nuestra abuela indígena retenida en el Tiergarten). Ahí me acordé que desde que estoy en Alemania ya van dos alemanes que me dicen “hübsche Indianerin”(“India” bonita). La primera fue una chica que le pedí me tomara una foto en la calle y cuando le dije que era Venezolana me dijo que se lo había imaginado, al menos de que fuera latina: se había dado cuenta por mis bonitos ojos “indígenas”.  El otro que lo comentó fue un señor mayor alemán que estaba en casa de una amiga y que al despedirse me lo dijo como piropo. Lamentablemente en los países latinos el termino “indígena” o “indio” se utiliza en muchas ocasiones en términos despectivos: por ejemplo se usa la frase “no seas india (o)” para referirse a una persona sin educación o cultura. Al oírlo aquí como un halago me doy cuenta como lo hemos deformados nosotros mismos, los latinoamericanos. En vez de burlarnos, deberíamos estar orgullosos de nuestra propia cultura. Desde que me lo han dicho he sentido curiosidad por saber de que grupo indígena vengo yo y creo que debo ser mezcla de Warao y Sape (por los pueblos / ciudades de donde es mi familia). Aunque verdad es que hay tanta mezcla en mi familia que es imposible decir de que pueblo indígena descendemos.

Yo no entiendo como las personas no se sienten orgullosos de sus orígenes. Recuerdo que un día me volví a encontrar con una amiga, que se había ido de Venezuela hace mucho tiempo. Cuando nos reencontramos en un restaurante de otro país, el camarero le preguntó de donde era y contó una historia tan larga de toda su mezcla familiar para no tener que decir que era venezolana, cosa que admitió al final a regañadientes.  Aunque por los años que tengo fuera de mi país, se me haya quitado algo mi acento, no comparta mucho las costumbres, las tradiciones de la cultura con que nací y realmente no comparta casi en nada el pensamiento de políticos y gobernantes, me sentiré siempre orgullosa de mi origen.

Cuando vivía en España  podía pasar por Española hasta que hablaba y mi acento tropical evidenciaba mi procedencia. Muchos, por ignorancia o por no haberlo escuchado antes, me llegaron a preguntar si era Andaluza, Canaria o hasta Argentina… ahora que estoy en Alemania soy diferente a la mayoría, a menos que esté en Berlín, aquí puedo pasar por Turca. Es más, una vez un señor me habló en turco y mi cara de perdida le indicó claramente que no lo soy. En Alemania soy y seré la “india”, y bueno, que me consideren bonita, eso siempre se agradece.

Retomando… hoy sí fui a clase. Confirmado: hoy fue el último día de la profesora suplente, mañana regresa nuestra profesora habitual.  Ayer por la tarde estudié con Thomas lo que suponía habían visto y fue sólo vocabulario. Menos mal que sí fui hoy porque vimos algo de gramática, concretamente la estructura de las oraciones con los conectores: “um” (para),“damit” (para que), “statt” (en lugar de) y “ohne” (sin). Aquí les dejo unos ejemplos:

Conector “um” (para):

  • Ich fahre heute in die Stadt, um ins Theater zu gehen: Yo voy hoy a la ciudad, para ir al teatro.
  • Ich gehe jeden Tag ins Fitnesstudio, um ein paar Kilo abzunehmen: Yo voy todos los días al gimnasio, para adelgazar un par de kilos.

Cuando se utiliza este conector se indica al final de la oración el verbo en infinito y con la preposición “zu” y se utiliza solo cuando se habla una  misma persona en la misma frase.

Conector “damit”(para que):

  • Simon ist nach Deutschland gekommen, damit er mit seiner Frau leben kann: Simón vino a Alemania, para que pueda vivir con su esposa.

Este conector se utiliza para hablar de una misma persona en la frase o de otra y el verbo debe estar al final de la frase.

Conector “statt” (en lugar de o en vez de):

  • Ich fahre lieber mit dem Zug, statt zu fliegen: Yo prefiero viajar en tren, en lugar de viajar en avión.
  • Wir gehen lieber ins Reisebüro, statt selbst stundenlang im Internet zu surfen: Nosotros preferimos ir a la agencia de viaje, en lugar de estar navegando largas horas por internet.

Este conector se utiliza para unir dos frases y el verbo en infinitivo se indica al final y con la preposición “zu”.

Conector “ohne” (sin):

  • Ich verreise nie, ohne meinen Wecker mitzunehmen: Yo no viajo nunca, sin llevar mi despertador.
  • Wir fahren nie in Urlaub, ohne unseren Nachbarn den Schlüssel zu geben: Nosotros nunca nos vamos de vacaciones, sin darle la llave a nuestros vecinos.

Este conector se utiliza para unir dos frases y el verbo en infinitivo se indica al final y con la preposición “zu”.

Esto es todo por hoy y mañana seguro que estaremos todos más motivados con la profesora habitual. Ojalá no se vuelva a ir, nos estábamos desmayando del aburrimiento y en estos niveles es donde más necesitamos una maestra medianamente buena para no dejar las clases. El martes terminamos el nivel B1.1 así que esto va más rápido de lo que pensábamos. Falta apenas un mes para el examen final…

This entry was posted in Goethe y yo, Nivel B1.1 and tagged , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s