Mi Alemán Tropical: clase 108,109,110 y 111 (Despidiendo el nivel B1 con una fiestita)

Lo que le traje a Thomas de la fiestita...

Esta semana costó mucho porque todos sabíamos que era la ultima de este nivel B1.2. Las ganas fueron disminuyendo gradualmente y el tiempo (mucho frío y más nubes) tampoco ayudó. Hoy volvió el buen humor al recordar que era el ultimo día y además porque hicimos una fiestita de despedida: no todo el grupo sigue junto en los siguientes niveles y tampoco las mismas profesoras serán las mismas. Para irnos contentos, se nos ocurrió la idea de celebrarlo con comida típica de nuestros países de origen (yo me salvé, a mí me toco bebida). Mitad del día fue normal, es decir clase, la otra mitad comedera loca. A los que nos gusta comer y nos animamos a probar de todo, estábamos emocionado con los platos que llevaban cada uno. Tanto fue la expectativa, que me llevé mi tupper para llevarle a Thomas la mayor cantidad de resto posibles (y él feliz cuando vio el plato enorme lleno de las diferentes cositas). El compañero chino es cocinero así que todos sabíamos que él iba a llevar unas cuantas delicias, entre las cuales estuvieron unos grandiosos Dim sum y otro plato de carne de cerdo marinada que no recuerdo el nombre pero si su !sabor! La compañera de Pakistán llevo pakoras y una ensalada con yoghurt. La turca llevo Dolma (hojas de parra rellenas), el de Perú llevo Causa a a la Limeña hecha por su madre y una de las compañeras búlgaras (aunque de origen turco) llevo Börek (empanadas con forma de flautitas) rellenas de queso. La polaca llevo un dulce al que por su apariencia le llamaban “el Tiramisú Polaco” y que estaba relleno de dulce de leche. Antes de probarlo mi compañera me advirtió de que era muy dulce y la verdad que así fue. Mi compañera catalana llevó chorizo y otros embutidos (al chino le encantaron) y por respeto a las compañeras musulmanas (que solo probaron lo de ellas y ni miraron el resto) les alejamos de su comida. Como amante de la comida, lo que más me gustó fue probar todas las diferentes especialidades de mis compañeros, pero otro gran momento fue cuando la compañera turca nos hizo la danza del vientre: yo me sentí como un palo al ver lo bien que lo hacía ella y lo mal que me salía a mí cuando lo intenté. La verdad que estás chicas lo llevan en la sangre como nosotras, las tropicales, llevamos nuestros bailes (salsa, merengue, etc.).

Fue un rato muy agradable para cerrar un ciclo muy “multikulti”y espero seguir encontrándome con gente de diferentes países en los próximos cursos y disfrutar así de la diversidad.  Para cerrar este nivel y espero que con broche de oro, este sábado finalmente presento el examen oficial B1. Si lo paso estaré en el nivel intermedio (después de 111 clases…) y podré seguir con el curso nivel avanzado, el B2. Las ultimas semanas he hablado más alemán que en otros meses y hasta hablé en alemán todo un día con Thomas (cosa rara y difícil) para entrenarme aunque sea algo y llegar mínimamente más segura a la prueba. Debo confesar que esta semana a parte de ir a clase y hablar con Thomas un día en casa, no he hecho mucho más, mi motivación es cero. Aunque los resultados no los dan inmediatamente (de hecho tendré que esperar hasta enero), les comentaré que tal mi sensación.

Hoy terminé con éste nivel, pero esto no es todo: mi aprendizaje sigue a partir del lunes que viene y durante dos semanas, con el “Orientierungskurs” (curso de orientación) para conocer algo de la historia y geografía de Alemania y las obligaciones y derechos que tenemos. Esto es parte del programa de integración que tienen para los extranjeros (Integrationskurs). Para los que son de la Unión Europea o los casados con alemanes este curso no es obligatorio pero para el resto sí sobre todo si han solicitado una ayuda de la agencia de Empleo. El programa completo incluye curso de alemán hasta el nivel B1 más el de orientación. La ventaja de apuntarse es que se paga menos que la tarifa habitual y no se tiene que pagar por presentar la prueba final. Una vez que se finaliza el curso (con un buen porcentaje de asistencia) y se haya pasado el examen oficial de B1, el gobierno devuelve el 50 % de lo que se pagó al inicio dl curso (no esta mal ¿no?). Como yo no estaba obligada a inscribirme en este programa, tuve que ir a Extranjería una autorización (también se puede hacer en la agencia de empleo) para poder disfrutar de los beneficios económicos. Existen varias escuelas autorizadas para impartir estos cursos y cuando fui a Extranjería me dieron el listado (donde también aparece la VHS que cumple con el requisito de las 3 B – buena, bonita y barata – aunque todo también depende del profesor que toque).

Como el sábado somos unos cuantos dando el examen, la mayor parte de lo que hicimos en clase fue un repaso, algo más de vocabulario y de gramática, pero no mucho: sólo fueron 4 conjunciones . Aquí les dejo las que aprendimos hoy:

  • Indem: Mientras. Ejemplo:
    • Man Kann viel über eine andere Kultur lernen, indem man mit den Menschen aus dieser Kultur spricht: Uno puede aprender mucho sobre otras culturas, mientras uno habla con personas de ésa cultura. Como ven en la segunda frase el verbo esta al final (NS).
    • Man bleibt länger fit, indem man regelmässig Sport treibt: Uno puede mantenerse en forma por más tiempo, mientras uno haga ejercicio regularmente.
  • Ohne dass: Sin que. Ejemplo:
    • Das Rote Kreuz hilf Menschen, ohne dass diese Mitglied sein muss: La Cruz Roja ayuda a personas, sin que deban ser miembros. Como ven en la segunda frase el verbo esta al final (NS).
    • Ich kann mich auch für Natur engagieren, ohne dass ich Mitglied in einem Verein bin: Yo puedo estar comprometido a la Naturaleza, sin que sea miembro de una asociación.
  • Ohne…zu…: Sin… Ejemplo:
    • Wir alle helfen ehrenamtlich beim roten Kreuz, das heisst, ohne  Geld zu bekommen: Nosotros ayudamos de voluntario en la Cruz Roja, es decir, sin recibir dinero. Como ven en la segunda frase el verbo al final va en infinitivo y con la preposición “zu“.
    • Wer beim Roten Kreuz Blut spenden will, sollte nicht kommen, ohne vorher etwas gegessen und getrunken zu haben: Quien quiera donar sangre en la Cruz Roja, no debe venir, sin no haber comido o bebido algo antes.
  • Ausser: Excepto. Ejemplo:
    • Das Restaurant ist eigentlich immer geöffnet, ausser Am Sonntag: El restaurante está abierto siempre, excepto los domingo.
    • Das Essen hat keinem so richtig geschmeckt, ausser mir. La comida no le supo bien a nadie, excepto a mi.

Esto fue todo lo nuevo de la semana y realmente se les agradece no habernos atormentado con más gramática. Ya de por sí estamos demasiado estresados con todo lo que tenemos que aprender. Me queda la tarde de hoy y el día completo de mañana para repasar algo, un ultimo esfuerzo que será sobrehumano luego de 111 clases. La verdad que mi cerebro necesita urgentemente vacaciones y ya prontito las va a tener… aunque en Buenos Aires está el padre de Thomas que ya amenazó que sólo me va a hablar en alemán…😉

This entry was posted in Goethe y yo, Nivel B1.2 and tagged , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s