Mi Alemán Tropical: clase 122,123 y 124 (10 minutos de estrés en alemán)

¡Mis apuntes!

Hoy fue un día estresante en clase, me tocó hacer mi primer “Referat” (Ponencia). En alemán, claro. Y delante de todos los compañeros y la profesora, quien  yo veía como iba anotando todos mis fallos. Llevaba desde el lunes aprendiendome lo que iba decir y eso que elegí un tema fácil (“Lo que me gusta de Berlín”): en realidad tenía pensado hablar sobre la integración de los extranjeros en Alemania, pero dudo que mi vocabulario hubiese alcanzado para un tema tan polémico y profundo. Éstos días medio que me iba aprendiendo de memoria un texto bastante bien redactado (con ayuda deThomas), pero cuando llegué al frente de la clase, me olvidé de mis apuntes y lo dije a mi manera. Obviamente que se me olvidaron todas las reglas gramaticales y los nervios de no estar segura del idioma (todavía) se me notaron. La profesora o me quiere o me mintió porque me dijo que estuvo bien y luego repasó y corrigió algunos de mis fallos (y yo me esperaba mucho más). Lo importante es que ya está: mi momento más estresante quedó atrás y estoy aliviada de haberla hecho ya. Luego, para cerrar el día con algo más de estrés, por si ya no hubiese tenido suficiente con esos 10 minutos eternos, no se le ocurrió a la profesora otra cosa que hacer una prueba sopresa de gramática. Mi pobre mente estresada casi colapsa de tanto esfuerzo… :).

Volviendo a la ponencia, yo fui la segunda del grupo de 20 alumnos y creo que no me fue tan mal comparándome con la primera, que a pesar de haber estudiado alemán en la universidad y tener más tiempo que yo en Alemania, esperaba que lo hiciera mejor (ya me veré yo en unos años). Ahora de regreso a la normalidad, luego de 3 días de no hacer otra cosa, puedo dedicarme nuevamente a las tarea del curso, del hogar, actividades extras y a compartir con ustedes mi experiencia. Decir que resucité no es exagerado… yo la verdad que admiro a las madres que estudian, trabajan y no tienen a nadie que las ayuden en casa porque a veces pienso que a mí me faltan horas para hacer todo lo que quiero. Esta semana hasta me olvidé un poco que estoy embarazada con todo lo que tuve y tengo que hacer. Pobre mi chiquito bebé descuidado.

Después de ésta semana tan intensiva, con ponencia, examen sorpresa y demás exigencias, me di cuenta lo importante que es dedicarle más tiempo y con calma a los cursos anteriores:  son tantas las reglas gramáticales, tanto el vocabulario y tantos los verbos, que es mejor verlo bien y si es posible una segunda vez, al menos la gramática y si es posible con buenos profesores. Ésto lo digo porque hoy la profesora le dijo a una compañera (quien ya lleva 7 años viviendo en Berlín) que la pregunta que le había hecho, era una muy elemental duda de nivel A1. Aunque tenga razón la profesora , éste comentario nos hará ponernos a todos las pilas o al menos dudar antes de preguntarle algo…

De regreso a casa aliviada y con un hambre loco, empecé a mordisquear una manzana pero dudé bastante: no me gusta comer en transportes públicos. Pero cual fue mi sorpresa que unos asientos más adelante del tren, había un hombre comiéndose… ¡un bistec! Sí, en el tren. Y además con la mano y sin ningún complejo. No fue tan soprendente como el cuento del bar y el cambur pero estás “alemanadas” no dejarán de llamar mi atención. Yo que venía tan discreta comiendo la fruta, ya se que otras veces debería dejar mi pudor en casa y darle tranquilamente a mis barritas de cereal o lo comprado en la panadería. Haga lo que haga, al del bistec no le voy a poder ganar…

Bien, lo que vimos el lunes y el martes, fue un repaso de los tiempos verbales en pasado simple, pluscuanperfecto y futuro. Obviamente esto lo vi en clases anteriores, pero no es lo mismo que te lo explique una buena profesora (como las que tengo ahora) que te dan consejos para entenderlo mejor y verlo una segunda vez. Para contar un hecho en el pasado en alemán, si es escrito se utiliza el tiempo en pasado simple (Präteritum) o el pluscuamperfecto (Plusquamperfekt) y si es hablado por lo general se utiliza el Participo II (Partizip II), a menos que se utilice un verbo modal (haben, müssen, dürften, sein, sollten) que sí se utilizan en pretérito, ejemplo: Ich hatte Glück (yo tuve suerte). Aunque en la regiones del norte de Alemania utilizan también el pasado simple para hablar pero no es lo más común (eso al menos me dijeron).  Para hablar en futuro bien sea oral o escrito se utiliza el presente (Präsens) si se sabe el tiempo en el que va pasar, ejemplo:  Im Sommer gehe ich an Strand (En verano voy a la playa) y lo que sería el futuro sin tiempo definido se utiliza un verbo modal (modal verb) “werden” más el verbo en infinitivo, pero por lo general se utiliza para hipótesis (Hypothese).

Otra de las cosas que vimos fue la declinación de los adjetivos (Deklination der Adjektive). Esta parte la vi en mi clase 61 y no es difícil de aprender pero se necesita también saber los artículos de los sustantivos para poder hacerlo correctamente. Como si fuera poco, también hay que saber si el adjetivo se utiliza como atributo no se declina porque forma parte del predicado, ejemplo: Er ist groß (El es grande).

Hoy empezamos a ver los adjetivos comparativos y superlativos, esta parte la vi en mi clase 62  y es bueno saber cuales son los regulares que cambian al final de la palabra y los irregulares que suelen ser otras palabras, ejemplo de irregular: viel, mehr, am meisten (mucho, más, lo más).

Ya me estoy empezando a asustar por la cantidad de cosas que ya he visto en los otros niveles y que tan claras y fresca como se dice no las tengo. Ya se los dije y voy a seguir siendo repetitiva, pero  ya me lo dije 20 veces: menos mal que estoy haciendo el nivel B1+ porque si estuviera en el B2.1, no me iría nada bien.

Vocabulario nuevo claro que lo hubo pero estoy tan agotada mentalmente que no me da para repasarlo. Si el fin de semana me pongo las pilas, les cuento, aunque con el buen tiempo que va hacer (unos amigos alemanes incluso propusieron festejar el “comienzo” de la primavera) realmente lo dudo… bueno, queridos Tropicales, ésto es todo por hoy que ¡ya fue demasiado para un sólo día!

This entry was posted in Goethe y yo, Nivel B1+ and tagged , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s