Tengo Hebamme (Matrona o Comadrona) y habla español

Tarjeta de presentación de mi Hebamme

Desde que estoy tropicalmente embarazada, Thomas y yo nos fuimos enterando poco a poco de como funciona el sistema de maternidad en Alemania. Todavía nos falta, pero vamos por buen camino. Una de las cosas que nos enteramos es que aquí existe una persona llamada Hebamme (matrona o comadrona) quien asesora antes, durante y después del embarazo. Por lo que hemos leído existen 3 tipos de Hebamme: la que te acompaña antes y después del embarazo (autónoma y que sobre todo va a las casas aunque algunas también tengan un “consultorio”), la que trabaja en el hospital y está en el parto contigo (contratadas por el hospital) y la que  está contigo en el embarazo, en el parto (en casa e incluso durante el parto en el hospital) y después del parto, pero que lamentablemente existen cada vez menos porque no les compensa.

Cuando se lo conté a mi mamá, se quedó sorprendida y a la vez tranquila porque ella no recuerda nada de cuando me tuvo a mí y ahora solo práctica los cuidados de bebés con sus otros nietos :), pero consejos para el parto tenía muy pocos. De hecho una tía de Venezuela que estuvo este fin de semana de visita le pareció muy curioso y decía que era como en las épocas de mi abuela y se asombró de que aquí intentaran sobre todo hacer partos naturales. Las embarazadas de mi país de origen y me atrevería a decir que la mayoría de las latinas no saben lo que es una matrona / comadrona, yo sólo había escuchado que algo así existe en España (aunque no igual a Alemania). Y lo del parto natural en mi país lo ven como algo raro porque por temas de seguro y miedo mal infundido allí abunda el parto por cesárea. Según las diferentes experiencias que escuché en el encuentro de Mamis hispanoparlantes, el parto natural no es tan malo como lo pintan y por lo que he me ha dicho una paisana que tuvo a su hermosa niña en Berlín hace una semana me dijo que la experiencia fue muy bonita y nada que ver con su experiencia en Venezuela (ya le diré que nos cuente detalles).

Aunque esté contenta con mi médico, la unica queja que tengo es que cree que conocemos todo el sistema de maternidad alemán y en realiad que asume que lo sabemos todo de todo, porque omite detalles y que nos vamos enterando por otros o sobre la marcha. Así que dicho ésto, la Hebamme (matrona / comadrona) nos viene de maravilla para asesorarnos en temas maternidad, trámites varios y además para mí es una gran ventaja tener a alguien que me pueda ayudar durante mi embarazo tropical en Berlín y que a parte… ¡habla español! Éste sistema es ideal para las primerizas o para las que ya tuvieron uno en otro país, pero ahora tienen su primer bebé en Alemania. Es un asesoramiento y cada quien ve si los consejos los lleva al pie de la letra o no, en nuestro caso como padres primerizos en Berlín, con familia lejos (y con experiencias muy diferentes) nos viene muy bien y como su asesoramiento lo paga el seguro médico, bienvenido sea.

Para encontrar una Hebamme lo más fácil es que alguien la recomiende pero claro, cada experiencia es un mundo. Además como es una experiencia tan íntima puede ser que alguna de las embarazadas tenga una buena experiencia con la Hebamme, pero luego otra embarazada no. Yo la quería con español pero como muchas trabajan solo cerca de donde viven, el listado era reducido. En total llamé como a 10 de mi barrio o alrededores, todas de una lista que encontré por internet (Kidsgo o Hebammenliste) porque de las que me habían recomendado, ninguna estaba disponible. De ese listado logré ver solo a 2 personas (las otras estaban ocupadas o de vacaciones en mi mes estimado de parto). De esas dos personas no nos convenció ninguna por poco dominio del idioma y de experiencia pero cuando ya estaba por vencida y decidida a elegir de esas dos la que considerábamos mejor, Thomas decidió hacer él una ultima llamada a una casa de partos (Geburtshaus): ahí se daban cursos de preparación al parto en español (suspendido momentáneamente por falta de clientes) y como por “ley de Murphy” consiguó una cita con la Hebamme que antes daba el curso de preparación en español.  Esta persona estaba en la lista de Hebammen en internet pero como se ofreciá como Hebamme que habla español e italiano (como extra) y algunas escriben español con la inicial E o S (en alemán), no apareció en mi filtro. Así que definitiamente recomiendo que revisen con detalle las listas.

Finalmente tuve una cita con ella, donde Thomas y yo nos quedamos muy contentos con su trato, información y experiencia y también con su español. Me dio recomendación de alimentación, de información de la ultima cita con el médico, nos contó del sistema alemán y también oímos con un aparatito que ella trajo los latidos del bebé. Luego me dijo que posición me recomendaba (rodillas flexionadas y con un cojín en la cadera) para hacer todo los días y así ayudar al bebé a que se pusiera en la posición para el parto (en la ultima eco de hace una semana todavía tenía la cabeza arriba). Todo esto en español y para ratificarlo se lo decía a Thomas en alemán. Aunque mi alemán es nivel medio para entender el día día y ser independiente en este caso de maternidad prefiero estar tranquila con alguien que en caso de emergencia podamos entendernos perfectamente.

Bueno, una aclaración final: todavía es muy temprano para recomendar a mi Hebamme pero lo que sí puedo recomendar a todos es que aprovechen la oferta y tengan a una persona de apoyo sobre todo si son primerizas como yo 🙂

This entry was posted in Mi Embarazo Tropical and tagged , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s