Hospital seleccionado y futura mami registrada

Edificio de Maternidad del Charité Campus Virchow-Klinikum

Otra de las buenas cosas que hemos conocido de la maternidad en Alemania, es que uno puede elegir donde y como tener al bebé. Se puede tener en casa (Hausgeburt) acompañada por la matrona (Hebamme) con experiencia en estos casos, en una casa de nacimiento (Geburtshaus), es decir una casa con varias matronas expertas y en algunos casos con médicos (no aceptan partos prematuros solo embarazadas a partir de la semana 34) y que supuestamente invita a tener al bebé de una forma más acogedora y casi como en casa. Y por ultimo en un hospital (Krankenhaus) donde cada uno es un mundo y si se tienen complicaciones y hay que hacer cesárea, definitivamente es el mejor lugar. Los hospitales y las casas de nacimientos tienen días de visitas y charlas para que uno pueda conocer sus instalaciones y sus métodos de trabajo y así  poder elegir el que más guste.

Nuestro médico nos había recomendado unos cuantos, otras personas otros, pero decidimos ir a ver al que tenemos cerca de casa que es grande y que además un conocido nos había recomendado porque allí tuvo a sus hijos. Fuimos a una de sus visitas programadas (tienen una al mes) y nos llevamos una agradable sorpresa. Nos citaron en la sala de conferencias, nos dieron una charla de casi media hora con proyector, donde habló un médico, una enfermera, una matrona y yo por supuesto yo tenía mi “traductor” particular por si me perdía algo importante. Luego nos dieron una visita guiada por las instalaciones de la sala de maternidad y también entramos a una sala de parto (Kreißaal). La sala de maternidad muy acogedora y cuando entré a la sala de parto me asombró ver algo que ya me habían contado. En la sala hay una bañera para las que se quieran relajar o tenerlo en el agua (Thomas me dije que me esperaría ahí mientras yo daba a luz…), además una pelota de plástico grande con una cuerda pegada del techo (ya les contaré en detalle de que se trata), una camilla especial para el parto y un equipo de música por si eso también ayuda a relajar. Las comparaciones nunca son buenas, pero es imposible que no me venga a la cabeza algo así si pienso en mi país de origen o incluso en clínica privada (lamentablemente por lo que ví cuando estaba por allí, lo dudo). 

En la revista Kidsgo y Eltern (las que más se ven en los consultorios ginecológicos) pueden ver la gran lista  de hospitales y casa de nacimientos que hay en Berlín según la zona donde viven. Nosotros por su cercanía, recomendación y lo que vimos en la visita, sin duda nos decidimos por el Charité Campus Virchow-Klinikum aunque por ahora sólo pueda hablar de lo que vimos en la visita y de lo bien que nos atendieron cuando me registré. Cada quien tiene diferentes experiencias y claro la experiencia durante el parto será fundamental para mi recomendación o no. Ya les contaré en unos meses como me fue… cada vez queda menos.

Ya en la 30° semana de embarazo veo todo más cerca y real 🙂 y aunque esté más relajada porque ya elegimos hospital y vamos comprando cositas,  me quedan los muchos nervios por ser primeriza y de sólo pensar todo lo que me queda por ¡comprar! ¡me canso! 😉

This entry was posted in Mi Embarazo Tropical and tagged , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s