Tratando de poner mis órganos en su lugar (Rückbildungskurs)

Carta de inscripción al cursoOtra de las “bondades” del seguro médico en Alemania es que, a parte de pagarme el curso de preparación al parto, entre otras cosas, también me pagan un curso posparto llamado Rückbildungskurs (que traducido significa involución uterina). Mi matrona me dijo que debería hacer el curso que me venía muy bien para ayudar a volver a poner mis órganos en su lugar y por lo tanto a poder recuperar algo de mi cuerpito de antes 😉 También me dijo que podía ir con o sin bebé y que se debe hacer antes de los cuatro meses.

Pues le hice caso y empecé a buscar curso en kidsgo pero se le olvidó decirme el pequeño detalle de que suelen llenarse rápido. Empecé a buscar a mediados de agosto,  por sitios cercanos a mi casa para hacerlo en octubre y con bebé, ¡pero imposible! Empecé a buscar por otros barrios, pero no me quejo al menos me tocó uno barrio vecino. Estos cursos se suelen hacer en hospitales, casas de parto o consultorios de matronas porque son ellas las que lo imparten. Si se va con bebé al curso son dos horas un día a la semana y durante cinco semanas. Si se va sin bebé es una hora / semana. 

Debo confesar que estaba algo nerviosa el primer día al asistir con mi bebé porque realmente no sabía como me iba ir, si me tocaba escándalo en plena sesión o que se pusiera todo mimoso porque podía coincidir con unas de sus fases de crecimiento (algo de lo que nadie le explica a las madres en mi trópico). ¡Pues dicho y hecho! El primer día en la primera hora estuvo mimoso y quería estar en brazos viendo todo a su alrededor, lo que me consolaba fue que no fue el único en ese momento y que en la segunda hora a todos les pasó lo mismo (menos mal porque ya pensaba que eramos los raros del grupo). El segundo día ya iba resignada de que no iba poder hacer ninguno de los ejercicios (postura correcta de espalda, brazos, pecho, cabeza, respiración correcta, etc.) pero “milagrosamente” se quedó tranquilo las doras horas y hasta se ¡durmió solo! Ese día llegué a pensar que estaba enfermo y lo tocaba para ver si tenía fiebre ;). Salí super contenta porque la matrona me felicitó por hacer bien los ejercicios y orgullosa de que mi hijo fuera el mejor del grupo.

Aunque los otros días no fueron como el primero ni como el segundo  al menos pude hacer el curso y aprendí varias posturas que me ayudaron a quitar los dolores de espalda y brazos que tenía (todo por cargar a mi dulce bebito de 8 kilos…).

Por mi experiencia, les recomiendo el curso no sólo por lo que se aprender y mejora el cuerpo (si se siguen los ejercicios en casa) sino porque es buena idea para salir de la rutina de casa, de conocer a otras madres que pasan por lo mismo y una buena prueba para  tu bebé y su relación con otros.

This entry was posted in Mi bebé Berlinés-tropical, Viviendo Berlín and tagged , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s