El mundo de las papillas

Mi bebé comiendo su papilla de acelgas

Mi bebé comiendo su papilla de acelgas

Después de pasar por la etapa de amamantar a mi bebé durante 6 meses en exclusiva pensé que ya había pasado lo más complicado de la alimentación. Pero no fue así, ahora toca descubrir juntos el maravilloso mundo de los sabores. Pensé ( al igual que cuando empecé a amamantar) que iba ser fácil, porque tanto el padre  como yo comemos muy bien… que ilusa ¿no?. Unas semanas antes de llegar a los 6 meses empecé hablar del tema con las mamis del grupo de bebés en Berlín (con el que me reuno una vez a la semana) y además consulté con mi matrona y resulta que hay mil versiones y que cada quien improvisa según su bebé.

Como vi que el tema no estaba muy claro decidimos hacer un taller de Alimentación Complementaria (así dicen porque la leche materna sigue siendo el alimento principal). Lo impartió mi matrona porque muchas mamis no tenían matrona y no sabían como empezar, pero claro ella nos dio la versión alemana. Muchas otras mamis que ya tienen bebés de mas de 6 meses aplican la versión según su cultura y otras la versión que yo llamaría “Educación Alimentaria y sin papillas o compotas” del Pediatra español Carlos Gonzalez.

Después de ver todo esto reconocí que la cosa no iba ser fácil y decidí empezar por la versión alemana. La versión que nos dio mi matrona es que a partir de los 6 meses se empieza alimentar el bebé con papillas o puré (Brei en alemán)La primera papilla es de verduras porque según ella son más ligeras para la digestión del bebé al ser el primer alimento que prueba después de la leche materna y se ofrece al mediodía en vez de la toma de leche. Claro que las verduras son también un mundo, hay muchas no recomendables y otras que en mi vida había oído porque, claro, depende de la tierra donde uno esté, como por ejemplo la Pastinake (chirivía en español). No tenía ni idea de lo que es y resulta que a mi bebé le encanta. Las verduras que no recomiendan dar, al menos al principio, son: cebolla, ajo, apio, berenjena, tomate, pimiento, arvejas, legumbres, repollo o col y nabo, todo esto sobre para evitar posibles alergias o disgestiones. Luego de unas semanas recomienda que a la papilla de verduras se le agregue cereales (arroz, mijo o maiz) en granos (Grieß) y también se puede mezclar con papas o carnes. Después de un mes se puede empezar a dar la papilla de cereales con leche y fruta para darle el toque dulce y se ofrece en la noche (según mi matrona en un horario decente de entre 6 y 7 pm… no me extraña porque suele ser el horario de cena en Alemania). Si tuvieron éxito con las papillas anteriores (¡las admiro!) recomienda que a los 8 meses se empiece con las papillas de la tarde es decir como a las 3 o 4 pm con la de frutas pero sin leche y por ultimo es decir como a las 9 meses se empieza a darle la misma de la noche pero en el desayuno. Todo esto es complementario a la leche materna y como a veces las papillas suelen estreñir a los bebés la matrona recomienda dar agua o té (como manzanilla o menta, melisa o hinojo). También recomienda que no se den las papillas en biberón o tetero (Milchflasche (Baby)) tampoco el agua o el té para que el bebé vaya aprendiendo a beber como debe hacer de grande y que es mejor el vasito con dos asas (Trinklern-flasche). También recomienda no condimentar las papillas con sal (mejor aceite de Raps) o azúcar al menos hasta al año. Y, todo esto sigue siendo complementario a la leche materna y lo más importante es que el bebé pueda desarrollar su parte motriz y si quiere agarrar la comida con las manos hay que dejarlo y cuando ya sepueda, poco a poco ir introduciendo los sólidos.

Todo lo anterior suena muy bien, como suele serlo en la teoría, pero en la practica para mi y a las mamis del grupo no ha sido tan fácil. Como siempre, lo importante es (intentar) no estresarse con el tema porque al fin lo importante es la leche materna y tampoco es bueno obligarles a comer. Mi bebé la primera semana empezó muy bien, incluso me había emocionado porque comía todas las verduras pero luego le dio gripe y la cosa se puso algo más complicada sobre todo con las papillas de frutas o cereales porque prefería las de verduras (en eso salió a la parte alemana ;)).

Ahora a sus casi 7 meses estamos poco a poco con el tema de probar diferentes sabores (siempre hablando de verduras y frutas) y pienso seguir aplicando una mezcla de la versión alemana y de la versión de “educación alimentaria” del pediatra español que en el video lo explica muy bien (además tiene un libro del tema) y con el que estoy de acuerdo. Mi bebé ya agarra el vasito de las dos asas con sus dos manitas y poco a poco le daremos sólidos para cuando ya sea algo más grande pueda comer como sus papis (bueno, espero que algo más sano y no tan condimentado o tan picante como come su padre ;)).

Advertisements
This entry was posted in Mi bebé Berlinés-tropical, Viviendo Berlín and tagged , , , , , , . Bookmark the permalink.

2 Responses to El mundo de las papillas

  1. tropiberlin says:

    Gracias Alexinho por tu comentario y si quieres nos puedes seguir por facebook. Un saludo desde Berlín

  2. Alexinho says:

    Este post me recordó a este video: “Babies Eating Lemons for the First Time” https://www.youtube.com/watch?v=ZC-WfUHUBSw Saludos desde Rio de Janeiro.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s