De vuelta en Berlín y a buena hora

Gracias Air BerlinVolvimos, pero no estabamos perdidos estabamos en Mallorca, pues si, decidimos escapar de Berlín por un mes y no es por “poner los dientes largos” (como dirían en España) pero con tanta nieve y oscuridad a finales de febrero, ya estabamos demasiado impacientes…

Para los queridos Tropicales que les pega tanto la oscuridad y el frío, lo mejor que pueden hacer es huir unos días, semanas o meses entre Noviembre y Marzo. Los dos años que  tenemos en Berlín llevamos cargando sol y energías fuera y para que mentirles, la verdad que así se pasa muy bien el invierno, sin rastro de depresión ni nada ;-). Esta vez elegimos Mallorca (“Male” como dirían los alemanes) por cuestiones familiares (la madre de Thomas vive ahí) y no me extraña que algunos amigos nos hayan acusado de alemanisimos, la isla realmente está !invadida! Admito que es un lugar ideal para cualquier época del año, pero sobre todo cuando por Berlín la oscuridad es total… y desde ya que hay pocos lugares tan buenos para sentirse como en Alemania (pero con buen clima) y seguir practicando el alemán. Yo sabía que era una de las islas de España preferidas por los alemanes pero hasta que llegué allí no me di cuenta realmente cuanto amor por la isla había. Se puede decir que a parte del Mallorquín el segundo idioma es el alemán y no el castellano ;.). Impresionante.

Más allá de ayudarme con mi aprendizaje del alemán, es una isla muy bonita, el centro histórico es muy interesante, pero lo mejor es el carril bici de unos 20 km apróximadamente y que va costeando parte de la isla. Abusamos de éste paseo marítimo, pero lo mejor fue que pudimos alquilar un carrito para bebés y nos fuimos los tres a conocer un poco más la isla y si no fuese por el viento en el paseo de regreso seguro todavía estuvieramos paseando. Por cierto, mientras que aquí en Berlín ver éstos carritos es de lo más normal, ahí nos veíamos como los más exóticos… 😉

En este viaje volamos con Air Berlín y por la experiencia que tuvimos la puedo recomendar (eso sí, busquen con tiempo para que les salga barato). Nos dieron un pequeño desayuno por un vuelo de 2 1/2 horas y de nuestro Gabrielito también se acordaron: al comienzo del vuelo nos regalaron un paquetito con un poco de todo, desde tetero, babero, pañal, un mini-sonajero y varias cositas más. Así es fácil sumar puntos: conquistado el bebé, encantados los padres…

… y hablando de encantar, nada mejor que volver de la escapada y regresar a Berlín para inaugurar todos juntos la primavera… con sol, con los primeros brotes verdes y con las terracitas a pleno. A buena hora regresamos y una vez más, a seguir !Tropicalizando Berlín!  Encuentra y compara hoteles en Berlín. 

Advertisements
This entry was posted in cerca de Berlín, Conozco un lugarcito and tagged , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s